Régimen de monotributo

El régimen de monotributo, conocido más formalmente como Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes, es una chance más simple para personas de negocios que posean bajos ingresos. Para realizar este trámite es necesario hacerlo desde la Administración Federal de Ingresos Públicos. El monotributo se trata de un pago único al mes de tributos, entre estos se incluyen:

  1. Impuesto a los ingresos
  2. IVA
  3. Aportes al sistema previsional
  4. Aporte al sistema de salud

Es un tributo integrado de cuota fija, lo que significa que pagan una vez al mes sus tributos. El monto que pague el contribuyente va a depender de la categoría que integre.

Diferencias entre los monotributistas y autónomos

Estos son regímenes distintos ya que los trabajadores autónomos se desempeñan en sus respectivas actividades en manera independiente y, los monotributistas, se desempeñan en situación de dependencia.

Los autónomos están vinculados a Seguridad Social, y su cuota mensual se relaciona con las cotizaciones del trabajador al sistema de previsión nacional (no se relaciona con obras sociales), el importe es el resultado del cálculo de la renta para la categoría a la que pertenece.

Los autónomos deberán pagar el IVA, Impuesto a las Ganancias y Bienes personales, por lo que tiene que presentar declaraciones juradas, y pagar las cuotas mensuales por separado, y los anticipos, si corresponde.

Entretanto, el régimen de monotributo se basa en una única cuota al mes de impuesto integrado además de el factor que se compone de obra social más jubilación.  Mientras que el autónomo consta de un monotributo más económico pero su jubilación es menor. Debemos destacar también que, en caso de que supere la cantidad de facturación que está determinada, se deberá pasar al Régimen General.

¿De qué sirve el monotributo?

Lo que se pretende con el monotributo es la reducción de impuestos (en relación a las ganancias y al IVA) y de la seguridad social, particularmente en cuanto a la jubilación y a la obra social.

¿Quiénes pueden optar por el monotributo?

Las personas que pueden ser monotributistas son:

  • personas físicas que vendan cosas muebles e inmuebles y/o presten algún servicio.
  • las sucesiones indivisas (conjunto de personas dueñas de un bien o bienes, cuyas partes no pueden dividirse y requiere el consentimiento de todos para poder tomar alguna acción con ese bien o bienes) que actúen como persona física.
  • quienes formen parte de cooperativas de trabajo
  • sociedades de hecho (no constituidas completamente a los ojos de la ley) o las irregulares (que no han cumplido con las obligaciones de la ley para conformarse) de hasta 3 socios.

Categorías de monotributo

Son 11 las categorías de monotributo de la AFIP. Y sus diferencias dependen del monto que se le ha asignado a la cuota de impuesto integrado que se fija tomando en cuenta:

  • Los ingresos obtenidos (presentando la documentación correspondiente)
  • El lugar que involucra a la actividad
  • La electricidad consumida
  • El costo del alquiler a pagar

Por su parte, la cuota previsional incluye la obra social y la jubilación previsional. Las categorías son “B”, “C”, “D”, “E”, “F”, “G”, “H”, “I”, “J”, “K” y “L.

Asignaciones familiares para monotributistas

A su vez, dependiendo de la categoría en la que se encuentren los pequeños contribuyentes, el derecho que tienen a acceder a asignaciones familiares. Los trabajadores de las categorías “B”, “C”, “D”, “E”, “F”, “G”, “H” e “I” tienen derecho a:

  • Subsidio Familiar por Prenatal
  • Asignación Familiar por Hijo / Hijo con Discapacidad
  • Asignación Familiar anual por escolares

Los monotributistas de las categorías “J”, “K” y “L” , por otro lado, tienen derecho a:

  • Subsidio Familiar por Hijo con Discapacidad
  • Subsidio Familiar por Ayuda Escolar Anual por hijo con Discapacidad

Aprende otras cosas a cerca de Asignaciones Familiares aquí.

Cómo tramitar el Monotributo en AFIP

Al momento de inscribirte necesitarás presentar la siguiente documentación para realizar los trámites correspondientes:

  • DNI y fotocopia del mismo
  • Libreta cívica
  • En caso de extranjeros documento de identidad que corresponda. 

Además, deberás corroborar la existencia del domicilio comercial asociado y el domicilio real, para esto te pedirán además dos certificados de domicilio, estos deben ser expedidos por Policía, un acta de escribano u otro comprobante de domicilio. 

Y para completar el trámite será necesario también que presentes un formulario que lleva el número 460F. Cuando tengas la clave, tendrás que ingresar a la página de AFIP en la sección de contribuyentes y allí finalizar el trámite.